¿Qué pasa contigo?

¿He dejado de escribir? ¿Me he muerto? ¿Me han comido las hienas de Australia? Pues no a las tres preguntas. Sigo escribiendo, sigo viva y, por suerte, en Australia no hay hienas, así que no me han podido comer, jajaja (lo sé, soy de humor fácil y sólo me hago gracia a mí misma, pero por suerte sólo me leo yo XD (lo he vuelto a hacer)).

…